Francisco es mi Papa

    Francisco es mi Papa

      Francisco

Alfonso Francia 

(14 de marzo del 2013)

(Extracto)

 

“Bendíganme ustedes antes a mí”, empezó diciendo el buen Francisco, nuevo Papa y Papa de novedades, antes de dar él la bendición (…) ¡Qué regalo hace Dios a la Iglesia y a la sociedad con este Papa!

Al ver, aceptar y aplaudir a Francisco como papa, veo y aplaudo a tantos profetas, testigos, cardenales, sacerdotes, laicos y cristianitos de a pie, que viven radiantes su fe, su apuesta por Cristo en los pobres, y su apuesta por los pobres en Cristo.

(…) Tras leer, escuchar, reflexionar y confrontar mucho, a los dos días de la elección del Papa, me he hecho una idea de quién es el Pontífice (puente), siento y alimento unos sentimientos muy positivos, y me compromete a seguir la línea  en la que siempre he creído, pero  que ahora veo con más claridad y alegría que hay muchos que  la siguen, que es luz, es camino y es meta.

Nuestro Papa Francisco:

Sentido y alma de pueblo. Tiene, por lo que sé, las características que más valoro en el Evangelio y en los cristianos: la pobreza-austeridad, la sencillez, la humildad (encarnación), el alma popular, la opción inequívoca por los pobres, la valentía, la apertura, la capacidad de romper esquemas, de poner el evangelio por encima del poder y del aparentar (…)

Corazón de Cristo. Tiene el corazón de Cristo, tierno, comprensivo y misericordioso. Hijo del pueblo para el pueblo, hijo de Dios para Dios y para los hijos de Dios.

El “bendíganme y pidan por mí” (…) no me pareció un recurso pedagógico, menos aún demagógico, sino un signo de  igualdad fraterna, de estar en el mismo barco de Cristo, cada uno con su papel, pero todos dependiendo de todos. Maravilloso zamarreón moral para los que creen que el poder es sólo para prestar lo que llaman “servicios a los otros”.

Latinoamericano y jesuita. Algunos ven como elemento  muy  positivo el que sea latinoamericano y jesuita. Yo me quito el sombrero ante los señores cardenales que han hecho la apuesta por él. Sin duda, sabían bien lo que hacían. No tiene nada que ver con el pasaje del Tabor que, cuando Pedro le dijo a Cristo que era estupendo quedarse allí en la “altura del cielo”, Jesús le dijo que no sabía  lo que decía. Yo creo que los cardenales lo sabían, y apostaron por bajar del Tabor, por utilizar la tienda como Cristo, Moisés y Elías, y no por el Vaticano.

La pertenencia de Francisco a una orden religiosa, a tal orden religiosa, no debe pasar desapercibida, pues es muy novedoso en la Iglesia. Normalmente los Papas son elegidos entre el clero secular, no regular. ¿Y quién no conoce la aportación de los religiosos a la cultura humana y religiosa de la sociedad? ¿Y a la vida de la Iglesia? ¿A la evangelización del mundo y de América, más concretamente? Sin la vida religiosa la Iglesia sería menos Iglesia (…)

“Recuperar” la vida religiosa en la cúspide de la Iglesia, con un Papa religioso, es un síntoma de que hay intenciones serias de regeneración eclesial, y más en momentos en que en ciertas altas esferas se combatía irresponsablemente la vida religiosa.

En el fondo, la valiente actitud de Benedicto de enfrentarse a los grandes escándalos de la Iglesia, y su sorpresiva renuncia al papado, ha abierto puertas y ventanas para que entre más coraje, más autenticidad, más conciencia de las miserias propias (…)

La llegada del Papa Francisco parece que ha hecho surgir o resurgir muchas energías dormidas, un clima de mayor esperanza y libertad. Está en la mente de todos el testimonio tan evangélico y tan poco corriente en la sociedad y en la Iglesia: renunciar al poder: Benedicto renunciando y Francisco resistiéndose a aceptar, según sabemos.

(…) La imagen que tengo de Francisco es lo que más se parece a mi Papa Ideal. Y me alegra mucho porque veo que en la Iglesia hay varios “papables” de su mismo perfil. Él ha abierto la puerta a otros muchos. Si miramos a los cristianos de a pie, fuera del Cónclave, hay miles y miles de cristianos con esos perfiles.

(…) El poder resucitador de Francisco pasa por resucitar el Concilio Vaticano II y los documentos latinoamericanos, entre ellos el de Aparecida.

La generación del Concilio. Algunos destacan que en sus 76 años no es viejo, porque es  de la generación del Concilio, que mantiene la juventud del corazón y lleva incorporadas la esperanza, la alegría, la fe encarnada y el espíritu emprendedor, en la Iglesia y en la sociedad.

Francisco, hermano latinoamericano, has visto la acogida que te hacemos. Intenta que “reaparezca” la Aparecida tan pronto desaparecida. Eso hará que el Nuevo Continente sea campeón de la “nueva evangelización”. Francisco, Dios y nosotros estamos contigo.

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Francisco es mi Papa

EL ECO

EL  ECO 

EL  ECO

Mi vida es más que un eco,

más que el eco de un amor,

envuelto en suaves susurros,

entre abrazos de pasión.

Dos ecos hubo en la noche,

noche de agosto, de fuego,

el “te quiero” de mi madre

y sus dos sonoros besos.

Aún retumban en el aire,

aún anidan en mi pecho.

Se unieron luego los dos

en un matrimonio eterno

del que nació un solo eco,

que repite el firmamento,

que lleva besos a Dios,

que los disfruta en el cielo,

y fecunda  mar y tierra

en un abrazo muy tierno,

y hará música de paz

en cada humano que encuentro,

y cada vez que me mire

con rostro alegre al espejo,

me esperará una sonrisa,

y el bello, el más bello eco,

el eco de la conciencia,

que me repite” te quiero”.

Y tras los pequeños ecos,

que me devuelven las horas,

moriré sin escuchar

el eco que yo más sueño

el que repita la historia

en el gran muro del tiempo,

que luché con toda el alma

por un mundo más fraterno.

Aquellos besos de madre,

que sonaron en la noche,

entre acordes de alegrías,

de dudas, llantos y miedos,

y perfumes de pañales,

son besos que duran siempre,

son eternos, imborrables.

                                                    Alfonso Francia

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en EL ECO

Juntos hacemos camino

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en

Amor

Amor

Amor

El amor, grandiosa entrega,

nunca te da lo que pides,

nunca le das lo que espera.

Es tan grande lo que exige…

Es plenitud… ¡y es condena!

Quiero encarnar el amor

y no morir en la espera.

Quiero aportar salvación

al que hundido desespera

por su negra situación.

Ojalá que yo pudiera

y por siempre yo quisiera

ser luz, sonrisa y amor.

                            Alfonso Francia

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Amor

Amor

Amor

Amor

El amor, grandiosa entrega,

nunca te da lo que pides,

nunca le das lo que espera.

Es tan grande lo que exige…

Es plenitud… ¡y es condena!

Quiero encarnar el amor

y no morir en la espera.

Quiero aportar salvación

al que hundido desespera

por su negra situación.

Ojalá que yo pudiera

y por siempre yo quisiera

ser luz, sonrisa y amor.

                            Alfonso Francia

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Amor