Los dos jóvenes de Emaús

Los dos jóvenes de Emaús

Alfonso Francia

 

Por el camino de Emaús

Era ya al atardecer

de una esperanza marchita.

Con cara de noche negra,

negra, larga, amarga y fría,

iban tristes y llorosos

por  promesas incumplidas

de aquel maestro y profeta,

que dijo que era la vida,

que murió… ¡y no resucita!

Con sus ilusiones muertas,

y su amor a la deriva…

su marcha era tan lenta,

que les pareció agonía…

De pronto asomó la luna,

que entre nubes se escondía,

e inundó de luz el alma

y el corazón de sonrisas,

igual que un cirio de pascua,

que da luz, calor y Vida…

Otro joven que a Emaús,

cantando se dirigía,

con la linterna de luz,

que en su corazón lucía,

se les unió en el camino,

y  hablaron de profecías…

Les convenció que don Bosco

resucitado vivía…,

vivía y les esperaba

para vivir nueva vida.

La noche ya no fue noche,

se tornó en radiante día,

las sombras huyeron lejos,

la luna… ¡cómo reía!

Don Bosco estaba en sus hijos…

¡en sus obras y en sus vidas!

Nadie lo encuentra en la noche,

pues don Bosco siempre es día.

Sus ojos de peregrinos,

son dos ascuas encendidas,

que dan calor a la noche

y al corazón… ¡alegría!

¡Cómo ardía de esperanzas!,

¡Cómo ardía! ¡Cuánto ardía!

Con alas en alma y pies,

deshicieron el camino,

de vuelta a Jerusalem,

y la noche se hizo grito:

“Alegraos, que don Bosco

está vivo… ¡está muy vivo!

está en los barrios más pobres,

donde están también sus hijos,

que los niños de la calle,

si no encuentran un amigo,

acabarán en la cárcel,

maldiciendo su destino”.

Y  con euforia explosiva

celebraron muy unidos,

que la noche no es eterna,

que Dios inventa el camino

de llegar a cada joven,

para hacérselo su amigo.

Que Dios siempre pone un ángel,

que les lleva a un buen destino.

El ángel se llama Juan,

Juan Bosco… ¡el mejor amigo!

Libro “Joven entre los jóvenes”

 

 

 

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Los dos jóvenes de Emaús

La tubería olvidada

La  tubería olvidada

Tubería olvidada

¡Qué sucia la tubería

entre piedras y ramajes,

que subía monte arriba

sin que la cantara nadie!

Sediento y casi agotado,

perdido entre los jarales,

la saludé alborozado.

Era mí guía y mi ángel.

Con ella subí a la fuente

de agua pura y cristalina

que esperaba sonriente

tras una roca escondida.

¡Cuánta cosa hay en la vida!

¡Cuánta verdad y belleza!

¡Cuánta nobleza y valía!

¡Cuánta poesía…sin poeta!

La vida así es menos vida.

La belleza, menos bella.

Menos poesía la poesía.

 Y la fiesta, menos fiesta.

                                       Alfonso Francia

 

 

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en La tubería olvidada

Utopía

Utopía

Alfonso Francia

 UTOPÍA

Yo quiero regar el aire.

Quiero sembrar en la luna.

Quiero que la tierra baile

con mis canciones de cuna.

 

Quiero embarcarme en las nubes.

Quiero nadar en la espuma.

Quiero que el pecado incube

bellos monstruos de ternura.

 

Quiero que el sol me visite

en la noche de mis sueños.

Quiero que Dios se dedique

sólo a construir mi cielo.

 

Quiero ser Dios en la tierra

para hacer un cielo nuevo.

Quiero que la gente crea

que no estoy loco ¡y los quiero!

 

Libro: “Madre tierra, yo te adoro”

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Utopía

Que no sepa tu derecha

Que no sepa tu derecha

Alfonso Francia

Que no  sepa  tu derecha

Que no sepa tu derecha

lo que está haciendo tu izquierda,

y que no sepa tu izquierda

lo que hace tu derecha.

Con la mano que tú quieras

o con la mano que puedas.

Dar, dar y siempre dar,

y con la otra pedir,

pedir siempre, y más pedir,

pedir por necesidad,

pedir con toda humildad

y si es el caso exigir.

Hay que poder despojar

a quien por no compartir

deja a muchos morir

como lo más natural:

Que el mundo está hecho así,

unos ganan, otros pierden,

unos viven, otros mueren,

porque Dios lo quiso así.

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Que no sepa tu derecha

Padre, ¿por qué me has abandonado?

“Padre, ¿por qué me has abandonado?”

(Fragmento)

Alfonso Francia

 

Por qué me has abandonado

¿Quién dedicará su vida,

día y noche, toda entera,

a los jóvenes sin sueños,

a los jóvenes sin metas,

a los que crecen sin padres,

sin amor y sin conciencia,

a los que mata la droga

y el alcohol los aborrega,

a los que aliena el consumo,

y las mafias envenenan,

a los que hacen de internautas

y en los espacios navegan

arrastrados por los vientos,

no importa de dónde vengan,

ni importa a dónde les lleve,

importa lo que entretenga,

y mate el tiempo que “muerde”

su soledad y sus penas…?

Sin rumbo fijo en la vida,

sin soñar siquiera metas,

sin más miedos que a ellos mismos,

sin patrias y sin fronteras,

con mochilas a la espalda,

sólo gorra en la cabeza,

hacen patria donde están,

-el carnet, ellos lo inventan-,

sin partida de nacimiento,

y  con su muerte ya a cuestas,

se creen dueños de la vida,

pero esa vida les niega

el derecho a que la vivan,

dignamente donde sea.

Poquito a poco, la muerte,

lo que les queda de ella,

a trozos y desgarrones,

van cayendo en la cuneta,

quizás con sangre en el pecho,

aplastado por las piedras,

o  navajazo sin firma,

o una bala en la cabeza…

No tendrán ni funerales,

ni una lágrima siquiera…,

sólo un abrazo invisible,

aunque muchos no lo crean,

el gran abrazo del Padre,

que estuvo siempre a la espera,

de que volviera aquel hijo

que saltó tantas fronteras,

pródigo del evangelio,

pródigo que en las afueras

se alimenta de basuras,

de venenos y violencia.

Pródigo en plazas y calles,

agoniza ante su puerta,

muerto de frío por dentro,

muerto de frío por fuera.

Que en su familia y hogar,

ni padre ni madre esperan.

Sólo Dios llora su vida…

¡En muerte lo recupera!

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Padre, ¿por qué me has abandonado?