Poema del día

Soñar siempre y navegar

Alfonso Francia

Soñar siempre y navegar.
Soñar y siempre soñar.
Navegar y navegar
por los sueños más divinos,
y los más humanos sueños,
por los sueños que hice vida,
y los que ya no recuerdo,
los que dejaron herida,
y que no ha curado el tiempo,
los que al instante se olvidan,
los que parecen eternos,
los sueños que Dios me envía
para indicarme senderos,
que me llevan a la cima,
donde están los que más quiero,
los que más llenan mi vida,
que más me esperan y espero:
los jóvenes que allá arriba,
son a un tiempo tierra y cielo.
Los sueños que se eternizan,
son los que sueño despierto,
los que don Bosco tenía:
Ahora suyos, míos… ¡nuestros!

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Poema del día

Poema del día

Camino al infinito

Alfonso Francia

Los caminos van y vuelven
siempre por igual camino,
igual que los sentimientos
de tu corazón y el mío.
Igual que la luz y el viento
que vuelan besando el río.
Como el anuncio del ángel,
que al alma deja perpleja
y al cuerpo da escalofríos.

Nunca el camino se pierde
entre montañas y abismos.
Por mucho que zigzaguee
siempre llega a su destino,
donde quizás nadie espere,
donde quizás nadie ha ido.

Y aunque la meta se aleje,
aunque se esconda el destino
y aunque se acerque la muerte,
silenciosa o entre gritos,
el camino será siempre
camino hacia el infinito.

Un camino es siempre alegre
cuando se hace con amigos,
que el trigo de la amistad
lo amasamos con cariño,
y convertido ya en pan,
con vino… se hace divino.

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Poema del día

Poema del día

Pobre guitarra mia

Alfonso Francia

Arrinconada y sin cuerdas,
sin manos que la acarician,
sin alma que la despierta,
sin sueños que le dan vida.
Sólo la esperanza queda,
sólo la esperanza canta,
con una esperanza enferma…
Las telarañas son cuerdas,
que tan sólo el aire rasga,
y tocan, ¡vaya si tocan!
Mil canciones de añoranzas,
e interpretan melodías,
que hacen llorar hasta al alma.

Unas trompetas del cielo
rompieron la dulce calma
de pastores y labriegos,
envueltos en negra capa…
Y el ángel de la alegría
trajo mensajes de gracia:
“Id aprisa a la colina,
que un gran tesoro allí aguarda…”
Los juncos se hicieron cuerdas,
volvió a sonar la guitarra,
todo el pueblo se hizo fiesta,
y Dios… ¡ay cuánto gozaba!
un niño grabó en su vida
ese aleluya de pascua,
que cantan siempre sus ojos,
que siembra siempre su alma.

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Poema del día

Poema del día

La santidad es amar

Alfonso Francia

La santidad es amar,
no es sufrir… ¡ni hacer sufrir!
La santidad es servir,
y el servir es disfrutar.
Nadie crea que sufrir
es el camino más corto
de lograr la santidad.

Muy pequeño ya aprendí
que Dios hizo otro camino,
un camino para mí:
amar siempre y siempre amar…
Es el camino más corto,
más sencillo y más feliz.

Si Dios nos quiere felices,
no hay que buscar el sufrir,
el sufrir nos viene solo,
hay que saberlo asumir.

Cristo eligió su camino,
el camino del dolor,
pero es porque no quería
que lo siguiera ahora yo.

Dios quiere que sea feliz,
en la otra vida y por siempre,
pero también ahora aquí.

Quiero lo que quiere Dios,
¡lo que quiere para mí!:
Siempre, siempre ser feliz,
ser feliz… ¡en el amor!

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Poema del día

Poema del día

El estiercol fecundo

Alfonso Francia

En la historia se demuestra
que los santos más ilustres
fueron grandes pecadores.
Dios quiere mostrar, y muestra
que de jóvenes perdidos
hace columnas de iglesia,
¡los apóstoles mejores!

El mal no gana la apuesta,
si hay buenos educadores.
Sin un don Bosco a su vera,
¡no habría Savios ni Magones!
Para Dios no hay imposibles:
del barro Dios hizo hombres,
de la cizaña hace trigo,
del estiércol saca flores,
de los jóvenes sin rumbo,
los mejores “cicerones”,
de los jóvenes sin Dios,
los catequistas mejores.
Y de pobres “pastorcillos”
a los mejores pastores.

Gloria a Dios, gloria a don Bosco,
gloria al estiércol fecundo,
que Dios elige a los pobres,
humildes y vagabundos,
para confundir a sabios,
a poderosos y nobles,
y para salvar al mundo.

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Poema del día