Vuelvo a la casa del Padre

Vuelvo a casa del Padre

Alfonso Francia

vuelvo a la casa del Padre

Vuelvo a la casa del Padre.

He cumplido mi misión.

Mi vida no ha sido en balde

porque fui sembrando amor.

Y aunque me cueste marcharme,

canto, corro, salto, vuelo,

quiero llegar cuanto antes

quiero llegar hasta el cielo

donde me espera Dios Padre.

Me espera, en ansiosa espera,

para poder abrazarme

en eterna primavera.

Libro: “Pienso, amo, rezo… ¡en verso!”

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Vuelvo a la casa del Padre

El camino de la vida

El camino de la vida

Alfonso Francia

 

camino 

 

“Soy el camino” -dijiste-

y “soy también la verdad”.

Camino y verdad te hiciste.

Verdad que alumbra el camino.

Camino hacia la verdad.

No hace falta que  me digas

que eres la vida, Señor,

que lo siento cada día

en el aire y en la flor,

en lo grande y lo pequeño,

en el gozo y el dolor.

Y hasta siento que la muerte

la haces vida por amor.

Libro “Pienso, amo, rezo… ¡en verso!”

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en El camino de la vida

La noche

La noche

Alfonso Francia

 

Estrellas

 

Siento, Señor, mi vida,

amasada de contrastes,

como la noche.

Cuando parece que la oscuridad

lo domina todo,

miro al cielo y veo la luz,

los millones de enormes luces

que llegan a mí,

casi insignificantes.

Las veo como millones de ojos tuyos,

sonrisas tuyas,

palabras tuyas,

simientes luminosas tuyas

que salpican de gracia toda mi existencia.

El miedo desaparece

y todo se llena de calma,

de serenidad.

Tu presencia me invade.

La gran noche ha vencido

a las pequeñas noches.

En el mar de la tranquilidad y del sosiego,

han desaparecido las borrascas

de mi jornada.

Tú dominas la noche.

Estás, Señor, erguido,

vencedor, alegre,

sobre el sepulcro del dolor y del pecado,

aplastando mis miserias

y mis desesperanzas,

y encendiendo la antorcha

de mi nueva resurrección de cada día.

Ahí te veo,

asomado a la negrura de cada vida,

dejando entrever tu espíritu retozón

de niño travieso,

cercano, sencillo, espontáneo,

teniendo como juguete a las estrellas,

que las desplazas -fugaces las llamamos-

como cometas gigantes …

Ahí te veo,

adelantado embajador de paz,

de luz, alegría y esperanza,

en esa luna, símbolo de tu amor,

hecho mujer, novia y madre,

sonriente como cara de enamorados,

reluciente como cirio pascual,

como linterna amorosa

que mantiene tu mano

para alumbrar mi camino.

Señor, mi mente se agiliza,

mi corazón se ensancha,

tu presencia me invade…

¡Yo también domino la noche!

Libro “Oraciones desde la vida”

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en La noche

Resurrección

Resurrección

Alfonso Francia

 

 Resurrección, imagen 

 

La vida nace cantando

canciones de primavera

y marcha zigzaguendo

entre alegría y penas.

La muerte muere llorando

porque ha perdido su apuesta:

que la vida, con la muerte,

se hace vida sin fronteras.

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Resurrección

Historietas relacionadas con la Semana Santa

 

Historietas relacionadas con la Semana Santa

Alfonso Francia

 

-En Sevilla, el Pregón de Semana Santa, es uno de los eventos más esperados y valorados. Un gran personaje y orador, da el Pregón en un gran teatro. Un asistente, “con algunas limitaciones evidentes”, que se hace presente en  todos los actos religiosos, estaba en primerísima fila. Y en el momento más álgido del Pregón, el amigo disminuido sube lentamente la escalerilla hasta el escenario, agarra el vaso que se le pone siempre al orador, lo bebe ansiosamente y vuelto al público, dijo: “Estaba sequito”.  Los asistentes, unos rieron, otros callaron conociendo al “Bebedor”, otros se indignaron. El orador improvisó una sonrisita y dijo con humor: “muy bien, la Semana Santa es tiempo de compartir…”

-En Sevilla se llama “capillitas” a algunos que se pasan la vida pensando en su imagen de devoción y lo viven con una religiosidad que algunos definen como poco ilustrada o incluso fanática. Uno de los más asiduos y fervorosos, perdió un día a su hijo. Y esa muerte sólo le producía lágrimas y lamentos. En uno de esos momentos, le dijo a su Cristo, llorando y casi gritando: ¿por qué me has hecho eso a mí que siempre he estado contigo en tu dolor y calvario. No volveré a venir a verte. Si quieres verme, tendrás que ir tú a verme…  Sucedió que salió la procesión de su Cristo. Y llovió a mares. En esos casos, a la imagen la encierran en alguna iglesia cercana para que no se estropee la talla. No habiendo una iglesia cercana, la metieron en un garaje, propiedad del cofrade…Lo he oído contar varias veces y se da por verídico pues hay muchos testigos.

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Historietas relacionadas con la Semana Santa