Ayer te vi, Señor, en una esquina

Ayer te vi, Señor, en una esquina

(Fragmento)

Alfonso Francia

 mendigo

Señor, estoy hecho un lío.

Tengo muy claro que estás en cada uno

de los hombres,

y que estás más vivo y más a gusto en los que

más sufren.

Todo esto lo he meditado mil veces y explicado

otras tantas.

El lío no está en las ideas, sino en la vida.

Ayer iba muy deprisa, ¿recuerdas? Tú estabas en la

esquina

de aquella plaza, junto al semáforo,

disfrazado de pobretón, con barba,

ropa raída, muerto de frío,

una gorra y una botella casi vacía en la mano.

A veces pienso que juegas a desconcertamos.

Por una parte, apareces como la suma

inteligencia y sumo amor;

y, por otra, como la extrema debilidad, encarnada

en los más necesitados.

Pero te entiendo: cuantos más pobres nos

presentamos ante ti,

más grandes somos para ti. Está claro,

pero me flaquea la vida.

No acabo de convencerme, vitalmente, de que, en

ese pobre de la esquina,

estás lleno de grandeza, de toda tu grandeza,

de que estás disfrazado, para mí, de pobre,

como para la Magdalena de hortelano

y para los de Emaús de peregrino.

Dame, Señor, la fe y el amor de la Magdalena.

Dame, Señor, el corazón ardiente de los de Emaús.

Que te vea, Señor, en los que no tienen pan.

Que me descubran a mí, y a ti en mí,

porque comparto mi pan.

Que nunca olvide que me amas bastante más

que yo amo al pobre de la esquina.

y dame, Señor, tu limosna de amor,

aunque no te la pida.

Libro  “Oraciones desde la vida”

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Ayer te vi, Señor, en una esquina

Profeta, no calles nunca

Profeta, no calles nunca

(Fragmento)

Alfonso Francia

 

En el Día de San Juan Bautista, el gran profeta, “el hombre más grande nacido de mujer” que dijo Jesús…  El profeta habla en  nombre de Dios. Y habla en nombre de los mejores anhelos del pueblo, aunque “oficialmente” no están reconocidos en los ámbitos de la Iglesia,  de la universidad, de la política, de la sociedad. Hoy, Día del campesino, agradecemos su aportación de bienes y de valores a la humanidad. Muchas de sus palabras, luchas y reivindicaciones son auténtico profetismo.

 

san juan bautista

Grita y lucha. Lucha y grita

y no dejes de luchar

por la verdad y justicia,

por  la paz  y libertad.

Porque si callan tus gritos

y te cansas de luchar,

creerán que te has convertido

a su modo de pensar.

O creerán que ya estás vencido,

desengañado quizás.

Si abandonas y te callas,

por miedo o comodidad,

pronto serás de los otros.

O convencido dirás

que la oración y el silencio

es tu forma de luchar.

La rabia y la indignación

por la injusticia y el mal

avivan la obligación

de luchar hasta el final.

La revolución mejor,

más humana y eficaz,

nace siempre del amor,

casi, ¡ay!, sin estrenar.

Libro:  “Me enamoré de la vida”

 

 

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Profeta, no calles nunca

Quisiera un amor, Señor

Quisiera un amor, Señor

(Fragmento)

Alfonso Francia

 

El amor no es privativo de Dios. Ni es privativo de los cristianos. El amor es lo más importante de la Creación: está presente en todos los humanos. No hay mayor felicidad que sentirse amado de Dios, a pesar de todo, sentirse amado por los demás y amar a los demás, a pesar de todo. Esto me lo inspira la Fiesta del Sagrado Corazón: el amor que me tiene, el amor que nos tiene, el amor que le tengo y el amor que le tenemos.

oración 

Quisiera, Señor, un amor profundo a los demás,

sin buscar recompensa,

ni respuesta,

ni siquiera la satisfacción del bien hecho

o la alegría de parecerme más a ti.

Quisiera amarte más a ti,

sin esperar nada de ti,

sin estar pendiente de ti,

sin necesidad de saberte cercano

ni experimentarte como amor.

Y quisiera amarme a mí mismo,

así como soy,

pero estimulándome a ser como debo ser,

como Tú quieres,

como los demás me necesitan.

Y amarme sin autocomplacencia,

sin saber que me supero,

que soy más eficaz,

sabiendo morir de amor como el trigo …

A veces, me parece

que quiero, inconscientemente, ser también Dios.

Pero tú me has hecho hombre y por lo tanto limitado,

y es así como tú me quieres

y no me puedes querer de otra manera.

Manténme, Señor, limitado, y que lo acepte.

Libro: “Oraciones desde la vida”

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Quisiera un amor, Señor

La “queridísima” esposa de Jorge IV

La “queridísima” esposa de Jorge IV

En el amor está la felicidad, en el odio la infelicidad. En el matrimonio se vive el amor y la fecundidad. Con un perfil así de  persona, no es fácil encontrar una mujer capaz de amar, menos aun de soportar a un marido que la cree el mayor enemigo. ¡Hasta dónde puede llegar el amor en la vida y  hasta dónde puede llegar el odio!

rey

El rey Jorge (1762-1830), era gordinflón, bebedor grosero, escandaloso y otras lindezas; estaba separado de su mujer, Carolina. Sus desavenencias eran tan grandes y notorias y su cólera contra ella era tan profunda que algunos dicen haber oído en palacio este diálogo: “Majestad, por fin ha muerto vuestro peor enemigo”.

      “¿Ha muerto la reina?”

      “No, señor, ha muerto Napoleón

                                                      Libro: “Pinceladas  de buen humor”, de Alfonso Francia

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en La “queridísima” esposa de Jorge IV

Tú eres poesía para mí

Tú eres poesía para mí

Alfonso Francia

En mis versos va mi vida,

en la firma, mi amistad.

Tu aplauso es bella poesía,

la poesía más poesía,

la que más me hace gozar:

que no rima con ideas,

que rima con amistad.

Es tu sonrisa,

la sonrisa de tu alma,

la que aviva y reaviva

mis ansias,

mis grandes ansias

de luchar siempre y amar,

mis ansias,

mis grandes ansias

de gozar.

La poesía es el amor,

el amor

siempre es poesía.

Es más que versificar.

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Tú eres poesía para mí