El sol de la vida

El sol de la vida

Alfonso Francia

 el sol

El sol engendra en la noche

un bebé que nace al alba,

con ojitos soñolientos

y carita sonrosada,

con aire fresco de brisa,

y besos de madrugada.

Su bautismo fue de luz,

su nombre fue “bellodía”,

su madrina la esperanza,

de ministro hizo el gran sol

y el coro fue “cantaybaila”.

Mil aves multicolores

cantaron en su ventana

las más bonitas canciones,

para endulzar su jornada,

a ritmo de libertad,

para una tierra… ¡sin jaulas!

El aire puro del cielo

es el gran soplo de Dios,

que al espíritu hizo cuerpo,

y al cuerpo lo hizo prisión,

la prisión que se hace cielo,

la de la fe y el amor.

Libro: “Madre tierra, yo te adoro”

Comments are closed.