MAGNIFICAT

MAGNIFICAT

Alfonso Francia

 

 

Qué grande, grande es mi Dios,

que elige a una humilde esclava

para engendrar al Amor.

 

Cómo merece alabanza

quien derriba de su trono

al tirano y opresor.

 

Cómo merece alabanza

el Dios que elige al humilde

para sembrar esperanza.

 

Qué grande, grande es mi Dios,

que con su poder aplasta

a quien es explotador.

 

¡Qué grande, grande, es mi Dios,

que hace inclinar la balanza

del lado del pecador!

 

Cómo merece alabanza

quien por amor siempre olvida

lo que hicimos sin amor!

 

¡Qué grande, grande es mi Dios,

que sólo, sólo recuerda,

lo que hicimos con amor!

Comments are closed.