La esperanza nunca muere

La esperanza nunca muere

Alfonso Francia

 esperanza

¡Nada resiste al amor…!

Por muy pequeño que  sea,

por perdido que parezca

el corazón de un humano,

por su saña y crueldad,

basta una brizna de amor

a una rosa, a un ruiseñor…

para poder esperar.

No existe ni existirá,

nadie en absoluto, nadie,

tan duro, inútil o malo,

y hundido en profundo pozo,

que no sea maravilloso,

¡y hasta el mayor de los santos!

si cambian las circunstancias,

y él aprovecha los cambios.

Esperar, siempre esperar,

y generar esperanzas,

son el inmenso regalo

que espera la humanidad.

 

Comments are closed.