En el amor no hay despistes

EN EL AMOR NO HAY DESPISTES

Alfonso Francia

 apego a lo material

Dios nos dio el corazón,

la razón y los sentidos,

para ver, sentir, amar

y cuidar la creación,

que Él creó con tanto mimo.

Y nos hizo creadores,

¡a su imagen nos creó!

Pero a veces los sentidos,

seducidos por el mal,

abandonan su objetivo,

eligen otro camino,

y se pierden al andar.

Perdidos, equivocados,

o pervertidos, quizás,

se olvidan de la razón,

desvían el corazón,

y abrazan lo material:

los sentidos, ay, del cuerpo,

imponen gusto y moral…

y se cultivan y miman

sin una meta que diga:

este es el punto final.

Comments are closed.