La revolución que falta

Alfonso Francia

29790816_1684378741617400_8457226158457487360_n

Todos suspiran por puertas,

y cuando ya están logradas,

unos las quieren abiertas,

otros las quieren cerradas.

Y tras violenta algarada,

unos huyen por las puertas,

los otros por las ventanas.

Las puertas del corazón,

y ventanas de la mente,

son para entrar y salir,

son para cerrar, abrir;

y sanear el ambiente

para que entren los vecinos,

enfermos y peregrinos,

y quienquiera compartir.

La revolución pendiente,

que es mil veces lo mejor,

no nace de odio o venganza,

de cadenas ni mordazas,

¡nace siempre del amor!

Comments are closed.