LOS DE SIEMPRE

LOS DE SIEMPRE
Alfonso Francia 
En casi todas las partes del mundo hay procesiones de la virgen. Cada uno la paseamos en nuestro corazón. En este mes de la virgen la honramos e imitamos de la mejor manera. La virgen no es Dios, es madre de Dios y madre nuestra y siempre Auxiliadora. Este poema lo hice apropósito de tantas procesiones de la virgen.

11

Madre nuestra Auxiliadora,

aquí estamos los de siempre,

contentos como tú sabes,

felices solo con verte.

Nos sentimos hijos tuyos…

No hay razón más convincente.

Levanta tus ojos, Madre,

y míranos frente a frente,

porque mirando tus ojos,

vemos el fuego que tienen,

vemos el fuego que encienden

en nosotros.

Levanta tus ojos, Madre,

y míranos frente a frente,

que mirando nuestros ojos,

verás el fuego que tienen,

verás el fuego que encienden

en los otros.

Comments are closed.