POEMA DEL DIA (29.10.18)

 CRISTO DE LA BUENA MUERTE

Alfonso Francia

Si te llamamos, Señor,

Cristo de la Buena Muerte,

es que gracias a tu amor,

nuestra muerte siempre es buena,

de las muertes, ¡la mejor!

Nunca cabe mejor suerte,

pues lo mejor de la vida

es siempre una buena muerte.

 

Qué diferencia, Señor,

Tú, que solo eres amor,

moriste desamparado.

Y el cristiano, aún pecador,

muere siempre acompañado

porque Tú y la Auxiliadora

(porque tú y la Soledad)

en la ultimísima hora

estáis los dos a su lado.

 

Comments are closed.