Poema del día

Nuestro paraiso terrenal

No te venza la impaciencia

de aislarte o desesperar.

Corta la rama de muerte

donde anida la serpiente,

y únete para luchar,

con los fuertes y valientes,

por la justicia y la paz,

por la fe y la tolerancia,

la honradez y libertad,

y verás que de repente

tu selva empieza a cambiar:

la flora, fauna y la gente,

se hacen cielo terrenal,

donde reina la alegría,

la paz y fraternidad.

Alfonso Francia

 

No te venza la impaciencia

de aislarte o desesperar.

Corta la rama de muerte

donde anida la serpiente,

y únete para luchar,

con los fuertes y valientes,

por la justicia y la paz,

por la fe y la tolerancia,

la honradez y libertad,

y verás que de repente

tu selva empieza a cambiar:

la flora, fauna y la gente,

se hacen cielo terrenal,

donde reina la alegría,

la paz y fraternidad.

Alfonso Francia

Comments are closed.