Poema del día

Domingo Savio

Con el corazón en mano,

como siempre lo he tenido,

hoy te escribo a ti esta carta,

pues te considero amigo,

para decirte de frente

que te amo y te bendigo,

conozco muy bien tu alma,

Y por eso te lo digo:

que te vengas con nosotros,

queremos contar contigo,

ven a ayudar a los jóvenes

a que encuentren su camino.

Buscamos, necesitamos,

¡nos urge la sangre joven!,

jóvenes muy radicales,

que quieren ir a la guerra,

donde es más duro el combate,

y puros los ideales.

Si digo: “ven con nosotros”,

te pido vayas a ellos,

donde los jóvenes mueren,

sin ayuda y sin consuelo,

sin amor, sin fe, sin nadie,

sin esperanzas de cielo.

Comments are closed.