Poema del día

Llantos

Alfonso Francia

 

Cuando oigas llorar, amigo,

no preguntes por el llanto.

Pregunta sólo quién llora

y si puedes hacer algo.

 

No filosofes un siglo

de si el llanto es bueno o malo;

de si es él culpable o no,

de si has de ser solidario.

 

Pues que el amor nunca yerra,

dale consuelo y abrazos

que la ayuda y el cariño

han de hacerle más humano.

 

También más humano a ti,

tanto si compartes llantos

como si lágrimas quitas

como si evitas desgarros.

 

Pero mirarte al espejo

es el gesto más humano

para analizar las penas

y el dolor que tú has creado.

 

Y si lloras por las penas

y el dolor que has generado,

tus llantos son mi alegría.

Por tus lágrimas yo canto.

Comments are closed.