Poema del día

Ay hay ahi

Alfonso Francia

Conozco a muchos amigos,

amigos del ay, ay, ay, ay….

Son los eternos llorones,

negativos y quejicas

que sólo ven nubarrones

en cualquier sitio que miran.

 

Otros parecen muy listos,

ordenados y mandones,

que repiten y  que gritan

que saben las soluciones:

“Hay que hacer”, “esto se arregla.”

“Yo sé bien la solución”.

Hay que, hay que, hay que,  hay que…

¡Qué inteligentes, Señor!

Sólo les falta encontrar

a alguno… que lo remedie.

Ellos siguen como son,

y las cosas como  estaban.

Su dedo, sólo señala

la herida donde más duele.

Ni un dedo tan solo mueven

para dar la solución.

¡La solución que conviene!

 

Unos pocos, muy poquitos,

observan la realidad,

y al ver la necesidad,

sin discursos ni opiniones,

sin llantos ni gimoteos,

sin descanso ni bostezos,

lo arreglan muy pronto ¡y bien!

y dicen con sencillez:

“Amigos, ahí queda eso”!

Comments are closed.