Poema del día

El camino hacia Belen

Alfonso Francia

 

Sin la fe, sin la ternura,

y esta tierna criatura

que el Señor me ha regalado,

cuánto me hubiera pesado

este embarazo y penuria,

de hacer tan largo camino,

con Dios… ¡y a la aventura!

Pero pase lo que pase,

esposo mío, cariño,

suceda lo que suceda,

Dios hace el mismo camino,

y llevará hasta la meta:

Belén de nuestro destino.

Recuerda al Ángel que dijo

cuando me hizo la propuesta:

“El señor está contigo”,

y a ti te dijo: “No temas”…

¡La promesa se ha cumplido,

Dios siempre cumple promesas!

 

Yo sé bien, cómo me alegra,

lo feliz que tú ahora eres,

y sé también que tú sabes,

lo feliz que a mí me haces,

por lo mucho que me quieres.

 

El amor de Dios y el tuyo,

conviven aquí en mi seno

junto al amor del Dios Hijo,

que es a un tiempo tierra y cielo.

Si ahora nos obliga el rey

a caminar a Belén,

para el empadronamiento,

Dios Padre nos da la ley,

de preparar el camino,

ahora, José, amor mío,

para el gran alumbramiento,

del Buen Dios en cada uno,

que todos sean la cuna

del más bello nacimiento.

Comments are closed.