Poema del día

Enamorado del tiempo

Alfonso Francia

 

Me he enamorado del tiempo

y lo amo,

¡con qué pasión!

Siempre me tiene en sus brazos.

Yo a él,

en el corazón.

Nuestro amor

es tan profundo,

tan duradero

y fecundo,

y es tanta la sintonía,

que no retrasa un segundo

el reloj de nuestra vida.

El tic tac de mi reloj

es el mismito tic tac

que emite mi corazón.

Sin prisas

y sin agobios,

vamos juntitos los dos,

cogiditos de la mano,

como dos enamorados,

sin más meta ni estación

que el amor que anida dentro,

fuego que funde a los dos.

El tiempo es el anzuelo

con que me ha pescado Dios.

Y es el anzuelo que lanzo

para ver si pesco a Dios,

que quiero que nos bendiga

y eternice nuestra unión.

El tiempo no me domina,

ni al tiempo domino yo.

Es un amor entre iguales.

No existe competición.

Hechos ya una sola carne,

mi tiempo muere conmigo,

con mi tiempo muero yo.

La muerte siempre es fecunda

cuando se muere de amor.

Comments are closed.