Poema del día

Senderos de nacar

Alfonso Francia

 

Mira el caracol al cielo,

y ve una estela de plata

casi a la altura del sol,

que la envidia le desata…

 

¡Ay, caracol, caracol!,

no mires tanto hacia el cielo

ni envidies al avión

con su reguero de nata.

 

Tu gloria está en ese suelo,

al que besas y te abrazas.

No olvides que tú también

dejas senderos de nácar.

Comments are closed.