Así en la tierra como en el cielo

Alfonso Francia

29694737_1672351269486814_4730595490410454928_n
En la tierra es donde está,

seguro que es donde está,

Dios, peón y jornalero,

albañil y fontanero,

profesor y capataz,

contratado por el hombre

para hacer un mundo nuevo.

En la tierra es donde está,

-en la tierra, no en el cielo-

el barro que va a servir

a Dios, el gran alfarero,

para hacer al nuevo Adán,

teniendo como modelo,

a su hijo, el “hombre nuevo”,

modelo de humanidad.

Haremos tu voluntad

de hacer de la tierra, cielo,

y del cielo y tierra, hogar.

 

Libro: “Madre tierra, yo te adoro”

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Así en la tierra como en el cielo

Un paso al frente

29541667_1671063199615621_1497349399557530133_n

Alfonso Francia
Me alisto para la guerra:

la de dentro y la de fuera,

la que otros me declaran,

la que libro en mi conciencia.

Lucharé con toda el alma,

por defender las fronteras

de la dignidad de todos,

no importa de dónde sean.

Lucharé con toda el alma

hasta que la muerte venga

a premiarme con medalla

mi valor en la pelea.

La muerte no vence nunca

a quien por la vida apuesta.

Que la muerte solo vence

al alma que ya está muerta,

a quien renuncia a la lucha,

y se esconde en la tiniebla

del miedo o desinterés

por quien vive en la miseria.

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Un paso al frente

¡Guerra a esta política y educación!

Alfonso Francia

(Reflexiones eternas, cada vez más sangrantes)

 

“He visto peces nadar en pilas de agua bendita creyendo que eran la mar”. Vivir en peceras, educar para peceras, pescar en peceras, entretiene y adorna, pero nadie va a comer de ellas, solo los que crean las peceras.

img_peces_para_acuarios_pequenos_20518_600

Si miramos desde la ventana, y no vemos más que calle, vecinos, transeúntes; si no vemos más allá de la ideología, partido, nación, organigramas, aulas, templos, pasado, presente, futuro de sueños o ensueños; más allá de la familia, de los éxitos, fracasos, pecados; más allá de la economía, del equipo, de los amigos, de la tele, del wasap…, padecemos miopía y quizás pronto ceguera. Nos llegará la muerte…sin verla.

Desentenderse de la política es pecado y estupidez. La política crea estructuras, hace opciones, jerarquiza, prioriza, controla la economía y la comunicación social, legisla, organiza y sanciona, impone un tipo de educación, de familia, de relaciones.

Ocuparse de la política es responsabilizarse de sí mismo y los otros, del presente y del futuro.

Educar en todos los valores es apostar por los derechos humanos, en los que se incluyen todos.

Hay que interpretar desde una óptica no pietista aquella famosa frase de que “nuestra política es la del Padre nuestro”. Somos todos hijos de nuestro mismo Padre. Eso quiere decir que todos formamos una familia de amor y ayuda. Y damos la sangre por ayudar al hermano.

El silencio ante los grandes problemas es un pecado. No hay revolución alguna si no hay indignación. Educar y evangelizar para la docilidad, el cumplimiento de normas, desarrollo de la inteligencia y la memoria, confundir catecismo con catequesis, es “formar” parte de la cabeza ¡y así nos luce el pelo! Educación-estatal, privada o religiosa-, que no forma en el análisis de la realidad, que no forma el juicio crítico, que no capacita para humanizar con espíritu práctico y asociativo, no ofrece ninguna garantía, va contra la persona y la sociedad. Hay que eliminarla. Falta la revolución de la educación y de la catequesis. Urge. Sin duda es todavía posible. No se logrará sin vocación, pasión y audacia.

Un pueblo inculto, adoctrinado o domesticado, será siempre un pueblo dominado, aunque conquiste todos los planetas. Estará siempre de rodillas.

¿Quién adormece al pueblo? ¿No es pecado adormecerlo o dejar que se duerma? Educar es despertar y desarrollar todas las potencialidades de la persona para servir más y mejor a la sociedad.

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en ¡Guerra a esta política y educación!

Vuelvo a la casa del Padre

Vuelvo a la casa del Padre

Alfonso Francia

abrazo de Dios

Vuelvo a la casa del Padre.

He cumplido mi misión.

Mi vida no ha sido en balde

porque fui sembrando amor.

Y aunque me cueste marcharme,

canto, corro, salto, vuelo,

quiero llegar cuanto antes,

quiero llegar hasta el cielo

donde me espera Dios Padre.

Me espera, en ansiosa espera

para poder abrazarme

en eterna primavera.

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en Vuelvo a la casa del Padre

MI ORACIÓN

Mi oración

Alfonso Francia

comunidad

La cosa me va muy bien.

Para vivir más en paz,

te lo voy a aconsejar

por si te vale  también.

Cuando me encuentro entre iguales,

todos con grandes defectos

y difícil relación,

digo para mis adentros:”

Todos son santos, Señor.

Y cada uno… ¡a cual mejor!

Evito juicios perversos.

Evito creerme mejor

y sufrir por el cabreo

o posible desamor.

¿Sabes cuál es mi oración?

“Tú  sabes, Señor, muy bien,

que todos estos son santos.

¡Qué grandes santos, Señor!

Y yo , ay pobre de mí,

sólo soy un pecador.

Sólo te pido, Señor,

que me concedas la gracia,

para poder convivir,

de elegir entre los santos

no los que te amen a ti,

sino los que quiera yo

y los que me amen a mí”.

                

 

 

Posted in Sin categoría by Oficina Animadores Siglo XXI. Comentarios desactivados en MI ORACIÓN